Delegación de la Asociación Sordosciegos de Suecia en el Programa «Hablemos de Discapacidad y Derechos Humanos»

WhatsApp Image 2019-10-28 at 7.39.10 PM (2)WhatsApp Image 2019-10-28 at 7.37.49 PM (1)

 

«El Desafío está en los niños sordociegos, tienen que aprender una palabra mil veces, tienen que sentir, tocar y la familia tiene que aprender y tener paciencia», expresó Linda Eriksson Presidenta de la Asociación Sueca de Personas con Sordoceguera (FSDB), quien junto a Klas Nelfelt, Vice presidente de esta organización participaron este lunes 28 de octubre en el Programa de Radio de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos «Hablemos de Discapacidad y Derechos Humanos, que se transmite todos los lunes de 4 a 5 p.m. en Radio La Primerísima.

Durante la entrevista abordaron sobre el trabajo de esta organización, con sesenta años de fundación, así como la colaboración que sostienen desde hace diez años con la Asociación de SordosCiegos de Nicaragua, cuya Presidenta es Mireya Cisne.

Las áreas que trabaja esta organización sueca son: apoyo y servicios especiales para las personas sordociegas, rehabilitación y habilitación, incidencia política entre otros.

La sordoceguera es una discapacidad única que resulta de la combinación de las deficiencias sensoriales visual y auditiva, lo cual genera grandes limitaciones de comunicación, movilidad e independencia para las personas que tienen ambas discapacidades.

Por ello, requiere de una atención y servicios especializados. Linda Eriksson dijo, que se deben contar con un Sistema de Comunicación que incluye señas táctil, áptica social y la dactilología; es decir sus manos son sus medios de comunicación y de retroalimentación. Para lograr esto, requieren de un interprete altamente calificado.

Durante la entrevista que se realizó en el Programa de Radio tanto LInda como Klas contaron con sus propios interpretes, que en este caso son dos: uno a través del lenguaje de señas táctil le comunicaba las preguntas realizadas, y de la misma forma los entrevistados responden a sus interpretes, y otro interprete realizaba simultáneamente lo que es la áptica social a través de la cual con movimientos de la mano sobre sus espaldas describen el ambiente de la cabina, las expresiones, sonidos y movimientos dentro de la misma.

Esta delegación sueca, valoraron y aplaudieron la accesibilidad y los espacios que las organizaciones de personas con discapacidad tienen en los medios de comunicación nicaragüense.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.